jueves, 22 de septiembre de 2011

NO ME GUSTAN LAS CORBATAS

Necesito que por favor me aconsejes sobre qué estilo es el adecuado para lucir en la primera comunión de mi hija.
Soy delgado, alto y no me gustan las corbatas.
En primer lugar, te felicito al tener claro lo que te gusta y lo que no a la hora de vestirte. Ese es el primer paso para cultivar un estilo propio y, especialmente, para sentirnos cómodos con aquello que lucimos.
La primera comunión es un evento que si bien exige un poco de formalidad, no llega al  punto de la gala o la etiqueta. Por lo tanto, no se considera indispensable la corbata: ni en los niños ni en los padres.
En tu caso, te sugiero que luzcas un traje de pantalón y saco en tono tabaco, con pequeñas rayas diplomáticas (en tono más claro). O un traje beige con rayitas oscuras, a juego con camisa blanca.
Como la ceremonia religiosa y recepción transcurren en el día, lo mejor es que vayas de tonos claro, por frescura y por consonancia con la ocasión.
Si tienes la oportunidad de buscar un lindo pañuelo, úsalo en el bolsillo izquierdo.
La chaqueta la puedes usar solo en la iglesia y para las fotos. Luego, te verás bien en mangas de camisa.
O, marca la diferencia con una camisa vistosa. He visto unas preciosas, de pequeños cuadros violetas y rosas y costuras rojas, en Arturo Calle. Otra forma de decir: ¡estoy a la moda y quiero hacerme notar!
He visto opciones lindas de este tipo de trajes en Arturo Calle y Pat Primo, de El Tesoro, y Falabella, de Sandiego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada