jueves, 20 de enero de 2011

QUE ME PONGO PARA PATINAR

Para patinar hay tres tipos de vestimenta que es recomendable usar. Una para ir a pasar un buen rato con amigos, otra es para tomar clases y entrenar durante horas y otra es para las coreografías de competición o exhibición. Cualquiera sea el caso, lo que es básico para las tres es que uno tiene que sentirse cómodo con lo que tiene puesto.
Para pasar un rato con amigos no es requisito que saquen el equipo deportivo del placard. Para el caso de los caballeros, con un jean que no ajuste demasiado, una remera y un buzo (preferentemente polar en invierno), debería alcanzar. A las damas, en cambio, más coquetas por naturaleza, les recomiendo que dejen un rato la mini o el pescador floreado de última moda y se pongan unos buenos jeans elastizados, chupines si quieren, una remera larga (créanme, no quieren agacharse en la pista y que se vea algo que no quieren mostrar) y una camperita (polar si es invierno).
Ropa para entrenar
Si lo que van a hacer es tomar clases y/o entrenar varias horas lo recomendable es que ponerse un pantalón cómodo (jogging de algodón o una calza de buena lycra) o un pollerín con medias para patinaje bien gruesas (para las chicas, obvio) con una maya entera, para que tengan todo el cuerpo cubierto y no tengan que estar pendientes de qué se les ve y qué no y de cualquier molestia en la ropa. Traten de abrigarse bastante, pero piensen que cuando entren en calor deben poder sacarse la ropa que les molesta porque tienen calor y a la vez, seguir abrigados y cómodos.
Michelle Kwan con un vestido super brilloso
Si lo que van a hacer es patinar para un público o un jurado, la cosa cambia. Y acá viene lo bueno.
En primer lugar, a veces cuando uno no sabe, no piensa en lo importante que es el vestuario de un show o una competencia. Y si lo sabe, a veces puede descuidar los pequeños detalles que se pueden agregar o quitar y que pueden sumar o restar mucho en el resultado final. Mal que nos pese, todo entra por los ojos y la primera impresión que dejemos en la gente va a ser tan importante como que patinemos bien. Siempre manteniendo la personalidad, que es lo que nos diferencia unos y otros, lo mejor es elegir el vestuario una vez que tenemos la música y parte de la coreografía. La ropa que usemos tiene que transmitir lo que estamos queriendo decir al interpretar la música, debe ser una parte más de la rutina y no sólo un detalle. Aunque sea una prenda normal, como el típico vestidito de patín o las típicas combinaciones de camisa y pantalón para el hombre, a veces con poco se puede marcar una pequeña diferencia, siempre y cuando esa sea la intención. Pero cuidado ¡esto tampoco hace magia! No olviden poner lo mejor de ustedes en la pista.
Acá les dejo algunos ejemplos interesantes de vestuario en exhibiciones y competencias:
Rudy Galindo con un traje que simula un violín
Alexei Yagudin, una onda más contemporánera

Nancy Kerrigan con un lindo vestido negro
Oksana Baiul bien caracterizada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada