jueves, 6 de enero de 2011

QUE ME PONGO

Ir a la escuela 5 días a la semana y cubrir un horario digno de cualquier trabajo profesional, requiere de mucho esfuerzo físico y mental, pero para muchos de nosotros, hay algo más que nos provoca un derroche de energía extra, y me refiero a la pregunta que nos martiriza cada día del año.. ¿Qué me pongo hoy?



Si bien es una pregunta que nos realizamos los 365 días del año, sabemos muy bien que cuando vamos a la escuela queremos dar una impresión a todos, y si es buena mucho mejor. Sumado a esto, el regreso a clases en estas fechas significa para muchos el entrar a un nuevo nivel académico, ya sea pasar a la preparatoria, o iniciar la carrera, en donde habrá que presentarse ante nuevos compañeros y maestros, en donde habrá que empezar desde cero y demostrar todo lo que somos capaces de hacer.
Para muchos, la escuela es un lugar aburrido y no prestan atención a lo que se ponen encima, muchos hasta se atreven a ir en ropa deportiva, con la excusa de que gustan de estar cómodos y que no es necesario usar "ropa fashion" para ir a tomar clases.. Yo les digo que se equivocan, pues la ropa es nuestra carta de presentación, y no se trata de ir "fashion", sino de estar presentable, de expresar algo.

En algo que estoy de acuerdo es en la comodidad, pues tampoco es correcto ir a la escuela con heels de 20cm y con un vestido digno de graduación, tampoco se trata de eso. Lo ideal y primordial es usar cosas con las que nos sintamos a gusto, pues con esto denotaremos seguridad, haciendo que las demás personas nos presten mayor atención.
Habrá días en los que nos queramos comer al mundo y nos vayamos por un look más risky, ésto también se vale, pero sólo de vez en cuando y compensándolo con un look neutro en la misma semana, pues es mejor ser conocido por saber jugar con los looks, a ser conocido como personaje de Tim Burton.

Las prendas básicas para la escuela son sin duda unos jeans de mezclilla azul, un par de playeras lisas con corte básico y unos zapatos cómodos, yo opto por los mocasines, pues van perfecto con looks tanto casuales, como formales. Además siempre habrá que aderezar los outfits básicos con accesorios, dándole un toque diferente.
Hablando de accesorios, para la gran mayoría los lentes de pasta gruesa se han convertido en el objeto del deseo, evocando a aquellas épocas de los 60's y 70's, los lentes así nos dan un toque intelectual y divertido, pues aunque no necesitemos realmente de ellos para ver mejor, tal vez si los necesitamos para vernos mejor.
Otro accesorio que es indispensable es la mochila, y aunque parezca increíble, para muchos es un artículo más de la escuela y no le ponen mayor atención más que la de su utilidad, pero una vez más se equivocan, pues finalmente es algo que complementa el look y que debe ir en armonía con él. Tampoco digo que es necesario tener una mochila o bolsa diferente para cada día, pero sí una en colores básicos, como el negro y el café.

Para los amantes del estilo preppy, los bows están más presentes que nunca, los podemos encontrar hechos de mil materiales y tamaños, dándole un toque muy original a nuestro look. Se llevan perfecto con una camisa slim fit, si es de manga corta mejor, pues le da el toque juvenil. Para la noche basta con cubrirse usando un cardigan, un trench coat o un sweater de cuello en V.
Todos estos son tips que pueden seguir, o tal vez no. Lo importante es que se sientan a gusto con lo que usen, que vayan cómodos y que tengan mucha energía para dar lo mejor de ustedes, recuerden que el conocimiento no llega más claro sólo por usar Chanel, sino que llega más claro si nosotros estamos dispuestos a recibirlo, comprenderlo y aprenderlo.

Sólo me queda decirles que se atrevan, que derrochen estilo y que se vistan para ustedes mismos, no para los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada