jueves, 10 de enero de 2013

El negro, amigo fiel que nunca pasa de moda




Porque nos queda bien a todas, porque es fácil de combinar, nos da un toque de elegancia y estiliza nuestra figura, disimulando esos kilitos de más. Por éstas y muchas otras razones, el negro se corona como el color “comodín” y favorito que nunca nos desilusiona a la hora de escoger una tenida.

Sin duda, el vestido negro es la prenda top por excelencia y verdadero ícono de la moda del siglo XX. Revelación de Chanel en los años 20, es el must favorito e infaltable en nuestro armario. Si no sabemos qué usar, un vestido negro siempre nos hará lucir chic. Un verdadero salvavidas.

Además de este clásico, el negro nos queda bien en cualquier tenida cotidiana. Por ejemplo, con un jeans tradicional, acompañándolo por una blusa o polera ajustada, zapatos y bolso, todo en tonos negro, combinan muy bien, haciéndonos lucir sencillas, pero refinadas.

Otra combinación posible con jeans, es seguir la línea de zapatos, bolso y accesorios en negro, pero con una blusa o top en tonos claros, como el blanco invierno o una gama de pasteles. A ello, dale el toque de estilo con un blazer negro.

Por último, una gran tendencia de este invierno son los pitillos negros. Con un blazer o con una blusa larga y ajustada, puede hacerte ver muy formal, acompañándolo con zapatos abotinados. Si quieres ser más osada, complementa ese pitillo con chalecos tipo vestido y un cinturón de tachuelas o chaqueta de cuero. Te dará un look muy rockero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada