viernes, 17 de febrero de 2012

MODA LINDA Y CREATIVA


 Aunque las calles del centro de la ciudad están pobladas de gente linda que viste con las últimas tendencias, los reflectores no están sobre los talentos emergentes ni las celebridades, sino ejunky2nfocados en lo ecológico.
Por increíble que parezca, la moda verde -como la llaman- empieza a tomar las grandes pasarelas para descubrir un mundo de reciclaje y creatividad en el que firmas como Junkuy Styling  y el diseñador Christopher Raeburn están demostrando que todo puede ser reaprovechado.
Las mangas y solapas de varias chaquetas viejas sirven para crear un vestido de lujo, las corbatas pueden ser nuevos tirantes y los cierres de múltiples prendas pueden ser la base de un corsé muy original. Sólo se requiere ingenio.
La organización de una pasarela ecofashion y de la exhibición Esthetica –que este año reúne en la a 37 diseñadores de “moda sustentable”– indican que algo está cambiando.  No es habitual que el glamour y la conciencia ecológica se mezclen en un solo espacio, y la verdad es que no puedo dejar de preguntarme por qué.  ¿Qué está pasando?
Cyndi Rhodes, del grupo ambientalista Anti-Apathy y colaboradora de los famosos zapatos Terra Plana , nos dice que estos cambios se deben a que la gente está cada vez más consciente de que su estilo de vida tiene un impacto brutal en el medio ambiente, y están dispuestos a cambiar sus hábitos de consumo.
Me parece entonces, que el vestir no es un acto inocente. “Es un acto político. Es un acto que tiene consecuencias”, asegura Safia Minney, creadora de la firma de moda ecológica People Tree  “No puede ser inocente la decisión de comprar o no productos elaborados con piel”, enfatiza.
Tampoco comprar productos detrás de los cuales hay explotación de campesinos, indígenas y obreros que, desde África y Latinoamérica, están al servicio de la moda, al cultivar algodón o armar prendas de ropa y zapatos.
Los medios hablan como nunca de una revolución verde y, lo cierto, es que no dejan de aparecer guerreros ecológicos en la esfera pública. Pienso de entrada en Bono, Natalie Portman, Pamela Anderson y Emma Watson, quienes han lanzado marcas de ropa y zapatos sustentables.
Por lo pronto en Londres todo el mundo está invitado a reciclar. Están de moda las boutiques de vintage y ropa de segunda mano, y compañías como Gap y Topshop, que en el pasado fueron acusadas de prácticas comerciales poco éticas, ya cuentan en sus almacenes con percheros que ofrecen prendas amigables con el medio ambiente.
Quizá, como dice Safia Minney, la moda es el arma política que todos tenemos a la mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada