sábado, 9 de junio de 2012

COMO HIDRATAR TU CABELLO



Si tu cabello esta seco y quebradizo, lo más probable es que necesite un poco de hidratación. El cuero cabelludo produce aceite naturales, pero a veces estos aceites se ven afectados por todos los químicos de los productos para el cabello como tintes y colorantes, y por el medio ambiente en especial por la exposición al sol.
No necesitas desembolsar muchísimo dinero en tratamientos capilares profesionales o incluso en productos caros. Crea tus propios tratamientos con productos naturales para hidratar tu cabello a un precio económico.
* Tratamiento de aceite caliente*
Mezcla dos cucharadas de aceite de jojoba y 1 cucharadita de aceite de soja en una cacerola pequeña. Lleva esta mezcla a fuego bajo durante un minuto o dos, hasta que el aceite esté tibio.
Humedece el cabello con la mezcla de aceite caliente. Comienza desde la raíz hasta las puntas, hasta lograr que cada cabello se haya cubierto ligeramente.
Humedece una toalla de baño con agua caliente. La toalla debe estar húmeda y no mojada. Envuelve el cabello con la toalla.
Espera 20 minutos, luego enjuague para retirar la mezcla y lava tu cabello como de costumbre.
* Mascarilla para el cabello*
Lava tu cabello como de costumbre y déjalo secar naturalmente solo hasta que quede un poco húmedo.
Enseguida aplica media taza de miel en tu cabello y da un suave masaje hasta que todo este totalmente cubierto.
Espera unos 20 minutos para que la miel penetre realmente tu cabello. Enjuaga la miel con agua tibia, luego champú nuevamente como de costumbre.
* Acondicionador profundo*
Pela un aguacate y retira la semilla. Coloca la mitad de la carne del aguacate en un tazón.
Agrega una taza de mayonesa. No uses utilices mayonesa baja en grasas o sin grasas – recuerda que el aceite de la mayonesa es mejor para el cabello que para las caderas.
Mezcla la mayonesa y el aguacate perfectamente y aplica la mezcla en el cabello húmedo. Asegúrate que realmente aplicaste mezcla en las puntas del cabello o en las zonas más secas.
Apila tu cabello en la parte superior de tu cabeza, a continuación ponte un gorro de ducha de plástico. En seguida envuelve tu cabello con una toalla humedecida con agua caliente.
Espera 20 minutos luego enjuaga para retirar la mezcla y lava tu cabello de costumbre.
* Champú*
Consigue una botella de champú vacío y enjuágalo bien.
Vierte en la botella un 1/4 de taza de jabón de castilla líquido y 1/4 de taza de gel de aloe vera. Añade una cucharadita de glicerina vegetal pura y 1/4 de cucharadita de aceite de aguacate.
Tapa la botella y dale una buena sacudida. Usa el champú como lo harías con cualquier otro, pero déjalo en el cabello unos minutos antes enjuagar con agua fresca.
Ajusta cualquiera de las recetas anteriores de acuerdo a la longitud y grosor de tu cabello. El cabello corto o delgado podría requerir menos cantidad de producto, mientras que el cabello largo y grueso puede requerir del doble del producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada