jueves, 6 de mayo de 2010

LAS CELEBRIDADES

Ayer, por primera vez en muchos años, me perdí la gala de los Oscar. Suerte que tenemos Internet.

Esta mañana, a primera hora, he hecho un repaso de la alfombra roja en y el  y en cinco minutos he tenido claro cuáles son mis tres "mejor vestidas" favoritas de esta gala de los Oscar. Por la noche, me he dispuesto a buscar las mejores fotos y toda la información posible sobre los vestidos, bolsos, zapatos y joyas, en (impresionante cobertura) y, por supuesto,  Ya sabéis haced click en las fotos para verlas más grandes.

La verdad es que, al contrario de lo que he leído en varios sitios, no creo que haya sido una gala mucho más sosa que otras recientes en lo que al glamour se refiere. A excepción de , claro. La tónica habitual de los últimos dos o tres años resiste en la alfombra roja made in USA: vestidos clásicos, gusto por los tonos nude, plateados, blancos y negros; peinados que emulan, con éxito variable, a las grandes divas de los años cuarenta; tres o cuatro horteras cursilonas; demasiados drapeados para mi gusto; uno o dos vestidos correctos pero sosísimos de YSL; lo más cursi de cualquiera de las pasarelas de Chanel (SJP); al menos tres Marchesa; y Charlize Theron inexplicablemente fiel a John Galliano para Christian Dior. Casi nada nuevo bajo el sol.

Sandra Bullock con diseño de Marchesa, joyas de Neil Lane, bolso de Celestina, y zapatos (no he conseguido foto) de Jimmy Choo.

La mayor novedad, o mejor dicho la mayor sorpresa ha sido ver a Sandra Bullock ganar un Oscar. Para desgracia de algunos, y alegría de otros entre los que me encuentro, porque sinceramente creo que la chica no es mala actriz. O, al menos, no es peor que otras que también lo han ganado. En cuanto a su look, no es uno de mis tres favoritos de este año, pero hay que reconocer que estaba no sólo guapa y favorecida, sino también muy elegante. Claro que, pese a la manía que le tienen muchos, no es de las que suele fallar sobre la alfombra roja, y siendo su primera nominación, no iba a ser ésta la primera vez que lo hiciera.

Empiezo ya con mis tres favoritas: Maggie Gyllenhaal, Vera Farmiga y Meryl Streep.

Maggie Gyllenhaal con un vestido de Dries Van Noten, joyas de Fred Leighton, y tocado de Jennifer Behr. No he conseguido averiguar quien firma los zapatos.

Maggie Gyllenhaall es, junto con Tilda Swinton,  sobre la alfombra roja del último. Y aunque cuando va  no siempre me convence del todo, tengo que reconocer que cuando se viste , la última chica de Batman, me fascina. Este vestido de Dries Van Noten es precioso, se sale delpara los Oscar, y le sienta de maravilla. Haber elegido unas joyas de estilo retro tan definido, que sobre el papel no pegan unas con otras, y entre las que no se puede decir que hay una protagonista sobre las demás, es parte del acierto. El original tocado, y un maquillaje alegre hacen el resto. Para mí, la mejor de este año.

Vera Farmiga de Marchesa, con joyas de Fred Leighton. Los zapatos no los he conseguido ver, ni sé de qué firma son. Y tampoco he conseguido averiguar de qué casa es el bolso.

Impresionante, el vestido, el color y cómo le sentaba. Mucho más en la "onda oscaril" tradicional que Maggie Gyllenhaall y, aún así, espectacular. Para recordar. Si hubiera ganado el Oscar, se habría convertido merecidamente en una de las actrices mejor vestidas el día que ganaron la tan deseada estatuilla dorada. El maquillaje y el peinado muy acertados. Quizá el peinado es lo que menos me convence, podría haber resultado más juvenil con otro, pero también es cierto que el vestido pide un peinado elaborado, y las opciones mega moño (SJP de nuevo) o pelo tirante y engominado no le hubieran sentado tan bien, y le hubieran restado clase al estilismo, muy clásico en su conjunto. También es cierto que en el color del vestido y lo que le favorece, está gran parte del éxito. En negro, azul oscuro, o uno de esos verdes o guindas que tanto gustan a Galliano y a CH hubiera resultado muy pesado e incluso desfasado.

Meryl Streep con un vestido de Chris March, joyas de Fred Leighton, y cartera de Swarovski. Ni idea de quién ha diseñado los zapatos.

Creo que se puede decir, sin correr el riesgo de fallar, que Meryl Streep ha cambiado de estilista de dos año a esta parte, o que ha empezado a contar con uno. En la gala de los Oscar del año pasado  un cambio notable a mejor, pero lo de este año es espectacular. Igual me equivoco en lo del estilista, pero, en cualquier caso, prefiero a esta Meryl Streep sexy y actual, mucho antes que a la señora sin gusto y cubierta de tules y tejidos brillantes con estampados anodinos a la que estábamos acostumbrados. Los zapatos no me gustan nada, pero el escote le sienta de maravilla y las joyas son preciosas. Muy atractiva, más que otras de las que, por juventud y tipazo, se podría haber esperado algo más en la que es, en teoría, la mejor alfombra roja de año.

  con rojo. con rosa. Varios tonos entre los que elegir, infinidad de posibilades para mezclar. Una pareja que provoca tanto rechazo como admiración. Tanto si sois de los que os gustan juntos, como si no, haced click en las fotos para verlas más grandes.

Audrey Tautou.. Chic francés. Chic natural. El verdadero chic. Y precisamente por eso, sexy (aparentemente sin querer).

Charlotte Casiraghi. Tendencia, mezcla, "modernidad"..., pero sin la determinación o seguridad suficiente como para resultar tan sexy como (parece) quisiera. Y aún así funciona. Su belleza, su juventud y esa combinación de colores son la clave del éxito.

Maggie Gyllenhaal. Sobriedad y seguridad. El rojo y el rosa casi se confunden. Ella no. Pretender parecer lo que ni es, ni aspirar a ser, no era en lo que estaba pensando cuando se vistió

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada