martes, 24 de abril de 2012

¡Perfecta para seducirle!
El amor puede aparecer en cualquier momento. Cuando menos te lo esperas, puedes conocer al Señor o la Señora Perfecta. En el supermercado, en el gimnasio, al doblar la esquina...
Y claro, no siempre puedes estar fantástica. Pero hay algunos trucos que puedes seguir para que tu apariencia no asuste al Hombre o la Mujer de tu vida.

Fuera pelillos. Perfila tus cejas y depílate el entrecejo, mejorará tu cara. Y no te olvides de hacerte la manicura y la pedicura.

¡Qué pelos! Es preferible que gastes un poco más de dinero en un buen corte de pelo, que ahorres y acabes con un peinado que te obligue a quedarte en casa o ponerte un gorro. El peinado que lleves puede cambiar totalmente tu look y tu actitud.

Aliento fresco. ¿Tus amigos te ofrecen caramelos y chicles de menta constantemente? ¿Se apartan unos centímetros en cuanto abres la boca? Si crees que tienes un problema, ve al dentista para que te dé el mejor tratamiento. El mal aliento no es una buena baza en el arte de la seducción.

Viste con estilo. Mira bien qué ropa te sueles poner. ¿Refleja “estilo y seguridad” o “confusión y descuido”? Los zapatos son esenciales, ya que nada arruina más la apariencia que unos zapatos sucios, feos e inapropiados. Busca en las revistas y fíjate en las últimas tendencias para encontrar el tipo de ropa que más te gusta y que refleje tu personalidad.

Por dentro y por fuera. El maquillaje personal se extiende más allá del físico. A pesar de las apariencias, siempre se prefiere a alguien seguro de sí mismo, que no sea demasiado llamativo, pero que se cuide.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada