martes, 30 de noviembre de 2010

PARA CHICAS HERMOSAS

camisas vaquera
Cuando una prenda está hecha con tela a cuadros (propia del estilo vaquero, se corre el riesgo de dar el efecto de mayor volumen. En este par de camisas lo tomaron en cuenta y para contrarrestarlo, le dieron a la primera aun corte que pronuncia el talle y varía la posición de las hileras, es decir, pueden distinguirse cuadros y rombos. A la segunda prenda delinearon la cintura por medio de una cinta que probablemente pueda ajustarse tanto como quien la viste decida.


La tela estampada, igualmente puede aparentar mayor anchura y darle poca forma al cuerpo, y sí se trata de tallas grandes, lo que menos se desea es lucir como un recto costal. En diseños como los dos anteriores es apropiado agregar un resorte o banda que ajusta la blusa en la parte inferior del busto, así se disimula el vientre y se hace resaltar el escote.
blusones estampados
La blusa de la derecha, además, deja caer una extensión que alarga el corte superior de la blusa y que no son mangas pero que cubren los hombros. Esto resulta favorable cuando se desea hacer más discreto el grosor de la parte superior de los brazos.
vestidos estampados
En el caso de los vestidos con mucha más razón es oportuno ajustar al cuerpo alguna parte del diseño. El segundo se fundamenta en esta idea, y su estampado se explica a que  la imitación de piel de leopardo no hace evidentes las imperfecciones del cuerpo (las “llantitas”, por ejemplo). El vestido morado es igualmente jaspeado, pero a éste por ser holgado, le basta con emplear un cinturón, además de que para su escote en “v” son oportunas las mangas, aun cuando son cortas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada