miércoles, 10 de noviembre de 2010

TELAS ECOLOGICAS

Conoce cuáles son los textiles fabricados con materiales orgánicos, reducidos en químicos y biodegradables. ¡Únete a la tendencia verde!


Vivimos en un momento donde la protección del medio ambiente se vuelve cada vez más importante, pero ¿qué podemos hacer al respecto? Además de reciclar, ahorrar agua y luz, existen otras acciones que no sólo te ayudarán a proteger al medio ambiente, sino que también te harán lucir increíble. Sí, leíste bien. La protección del ecosistema y la moda se unen para hacer de este mundo un lugar mejor, por eso cada vez son más las firmas y diseñadores que se han unido a la moda ecológica.
Las tendencias cambian día a día y es el momento en que más ropa se está creando en el mundo entero, por eso es importante adquirir prendas que no dañen al planeta. Por esta razón es importante conocer cuáles son las telas fabricadas con materiales orgánicos, reducidas en químicos, biodegradables o recicladas.
¿Por qué son telas ecológicas?
Muy sencillo. Porque estos materiales solamente son certificados como ecológicos si durante su proceso de elaboración cumplen con las siguientes normas:

- Reciclar agua
- Minimizar el impacto ambiental
- Usar la mínima cantidad de energía
- Usar cultivos hidropónicos (no necesitan de tierra)
- No utilizar elemento biodegradables
- No usar procesos químicos
- Utilizar de forma racional los recursos naturales
Pero, ¿cómo saber si estás comprando una prenda ecológica? Para esto, debes de fijarte en los materiales con los que está procesada; es posible que encuentres ropa que además de utilizar productos orgánicos, también hayan usado textiles derivados del petróleo. No te olvides de buscar que sea una marca certificada como orgánica, sustentable y ecológica.
Tiendas como Camper, Mango, Astral Freaks, Paul and Bear, Zara y Ágata Ruiz de la Prada se han unido a la onda verde y entre sus colecciones para cada temporada presentan prendas sin productos nocivos para el ser humano y el planeta.
Telas sustentables
Únete a este nuevo estilo de vida y conoce las telas que además de hacer lucir a la moda, no dañan ni tu salud ni al medio ambiente.
Algodón orgánico. El algodón orgánico es el material básico con el cual se elaboran prendas ecológicas. Éste se desarrolla en campos libres de pesticidas y químicos. Su proceso de crecimiento abarca un periodo de tres años y los productores lo elaboran a través del uso de fertilizantes naturales (animales y vegetales).
Tip Feminis: Al comprar una prenda de algodón orgánico, asegúrate de que no esté teñida con colores estridentes y opta mejor por tonos naturales, así te asegurarás que durante su proceso no se utilizaron colorantes químicos.
Seda. Este textil es 100% natural, pues está hecha por gusanos de seda; pero no te dejes engañar, existen muchas sedas que son manufacturadas y no son naturales. Busca aquellas que hayan sido teñidas naturalmente y que no estén mezcladas con otros materiales.
Tip Feminis: Al utilizar seda, también ayudas a la naturaleza, pues por su delicada textura, este material debe de ser lavado en seco, lo que disminuye la utilización de detergentes.
Bambú. Es el material más sostenible de la naturaleza. Además de crecer rápidamente, no necesita de pesticidas y tiene una excelente capacidad para absorber el color, por lo que no requiere gastar en elaborados procesos de teñido.
Dato Feminis: Esta es una fibra hipoalergénica que absorbe la transpiración, no se arruga tanto, es suave y seca rápidamente.
Poliéster. Sí. Aunque el poliéster es uno de los textiles derivados del petróleo, algunas compañías textiles están fabricando prendas con botellas de plástico recicladas.
Dato Feminis: Una chaqueta de poliéster ecológico contiene unas 25 botellas de plástico de dos litros aproximadamente.
Yute: La fibra del yute se ha utilizado desde hace muchos años para la creación de cuerda, para empapelar y para la elaboración de alfombras. Su ventaja principal es que es totalmente biodegradable.
Dato Feminis: Apuesta por las mantas trenzadas hechas a base de yute.
Cáñamo. El cáñamo es muy estable y duradero. La tela que se hace con ella puede durar hasta cinco veces más que el algodón y puede suave, pero al mismo tiempo resistente. Se pueden encontrar múltiples prendas realizadas con este tipo de material.
Dato Feminis: Por su cultivo y tratamiento ecológico es muy adecuada para pieles sensibles.
Soya: La soya es uno de los alimentos que se está utilizando más en la actualidad para la elaboración de ropa, y es que no sólo es ideal para ayudarnos a mantener buenos niveles de colesterol y obtener proteínas, sino que precisamente estas proteínas y las isoflavonas son las que confieren esa utilidad a los tejidos que se obtienen de ella.
Al comprar una prenda con tejido de soya, checa que esté certificada y que no esté mezclada con poliéster o con algodón convencional.
Dato Feminis: El único problema del tejido de soya es el precio, puesto que se incrementa un 60% a 70% respecto a una prenda fabricada con algodón y otras fibras convencionales.
Piña. Además de deliciosa, es otro de los alimentos que está siendo usado para la elaboración de textiles. Las telas elaboradas con esta fruta mejoran el estado de la piel y evitan reacciones alérgicas que muchas personas presentan con otros tejidos habituales. Estos materiales son biodegradables y respetan el bienestar del medio ambiente.
Dato Feminis: Los tejidos de piña ayudan a proteger de los rayos ultravioleta.
Cashmere. Este exclusivo material se consigue del peinado del pelo de las cabras de Cachemira. En ocasiones esta fibra es mezclado con cáñamo. El cahsmere es sin duda uno de los más ecológicos y su calidad lo hace uno de los textiles más elegantes y duraderos.
Tip Feminis: Si quieres comprar una prenda de este material, asegúrate de que no esté tratada con químicos, ni mezclada con otras fibras como el poliéster.

Alpaca. El pelo largo y fino de las alpacas de los Andes también es utilizado para la fabricación de textiles. Se caracteriza por su textura sedosa, brillo natural, peso liviano y extrema durabilidad.
Dato Feminis: Por su contenido natural de lanoina y térmica, esta tela es ideal para utilizarla en climas calurosos y fríos permitiendo que la piel respire.
Lino. De las fibras del tallo de la plata de lino se obtiene un hilo con el cual se pueden fabricar telas. Este tipo de planta no requiere de pesticidas. Esta tela es fuerte, lisa al tacto, fresca y absorbente.
Tip Feminis: Búscala en colores neutros y evita que esté teñida.
Lyocell. Este es el nombre genérico de la pulpa de madera, que se caracteriza por ser un material reciclable y biodegradable. La producción de tejidos con este material implica menos emisiones de carbono, uso de energía, de agua y no necesita blanquearse con químicos.
Como puedes ver, cada día se abren paso nuevas opciones para vestir bien y ayudar al medio ambiente. La próxima vez que vayas de compras fíjate en las etiquetas y únete a la tendencia de la “acomoda” ¡No te arrepentirás

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada