viernes, 4 de noviembre de 2011

ELEGANTE EN TODO MOMENTO

Durante el verano, los días son más largos, más cálidos, y para muchos, es tiempo de buscar algún buen lugar para disfrutar mejor estos días. Sean sus planes alejarse de la ciudad, conducir alrededor de la costanera de la playa, o viajar al Viejo Continente, la temperatura puede llegar a ser igualmente intolerable.
Pero puede contar con los siguientes consejos que le ayudarán a contar con un elegante y fresco equipo, cuando el calor más golpea.

Frío y calor

En general, usted debe prepararse siempre utilizando una ropa más liviana de lo que qué el parte meteorológico sugiere. Por ejemplo, si el pronóstico señala temperaturas mayores a 30 grados, sería probablemente bueno no llevar más allá de lo esencial para cubrirse: un par de shorts, un par de remeras o musculosas, y un par de sandalias.
En caso de que el tiempo esté más fresco, normalmente al amanecer o en el final del día, debería llevar un suéter fino o una campera de verano. Los rompevientos son un atuendo perfecto para soportar las temperaturas extremas, tanto frías como cálidas.

La talla es importante

En los climas más cálidos, utilizar ropas muy ajustadas no es probablemente la mejor alternativa. En su lugar, opte por una ropa aireada y flexible.
Una remera o sudadera debe ser lo bastante amplia como para permitir que usted pueda mover los brazos de forma cómoda. La misma regla del "aireado" se debe aplicar a los pantalones y a los shorts; la ropa más fina y liviana dejará a su cuerpo respirar, lo cual es esencial para mantenerse fresco una vez que el calor se intensifica.

Cómodo y fresco

También asegúrese de que sus ropas estén hechas con una tela suave, cómoda, y con un buen terminado. Seguramente no deseará encontrarse vestido con una tela áspera y arrugada, cuando la humedad arrasa y todo se le pega al cuerpo. La comodidad es esencial para vestirse en temperaturas extremas.
Mantenerse fresco
Aquí le ofrecemos algunas sugerencias sobre qué vestir -de la cabeza a los pies- cuando debe salir en medio del calor.

Desde arriba

• Sombreros (ej. sombrero de pescador, de béisbol o una bandana)
• Remeras o t-shirts finas de algodón
• Camisas de mangas cortas 
• Remeras con respiración a los costados
• Musculosas

Hasta abajo

• Pantalones de tela
• Shorts y bermudas
• Mallas
• Sandalias

Qué evitar

• Pantalones vaqueros (jeans)
• Ropa de lana
• Pantalones y buzos de gimnasia
• Calzado grueso
Finalmente, al seleccionar la ropa para los tiempos sofocantes, recuerde que los colores claros tienden a evitar el calor, y lo ayudan a estar fresco durante el día (¡Aléjese de los negros!).

Todo está en la tela

Al elegir la tela, el criterio principal debe ser la respiración. El algodón es perfecto, extremadamente cómodo y deja a su cuerpo respirar con facilidad. También absorberá el exceso de transpiración.
El polipropileno y otras telas sintéticas ayudan a quitarse la desagradable humedad, y mantenerla lejos de su cuerpo. La ropa hecha con éstos y otros tipos de materiales secos, viene en muchos diseños y es digna de su costo.
El lino es también una tela de verano; es liviana, tiene respiración y permite un ajuste flexible.
Finalmente, la ropa revestida en nylon externamente es perfecta para los tiempos cálidos porque es impermeable y liviana.

Más consejos para estar fresco

Recuerde beber mucho durante todo el día. Esto es vital no sólo para recuperar los líquidos corporales, sino que también es una gran manera de disminuir y controlar la temperatura del cuerpo.

Protegerse del sol

Si usted va a exponerse al sol, asegúrese de aplicarse (y reaplicar) bloqueador solar de una forma regular. En las temperaturas extremas, es a veces mejor permanecer lejos del sol o cubrirse bien bajo una carpa.

Proteger los ojos

Proteja sus ojos contra los rayos Ultravioleta del sol con un buen anteojo de sol. El sol fuerte no será percibido por sus ojos y hará que el calor parezca menor. Además… ¿quién no se ve fresco con un anteojo de sol?

Cubra su cabeza

Resguarde su cabeza del calor poniéndose un sombrero liviano. La sobreexposición a los rayos del sol puede contribuir a la insolación, pero usar un sombrero puede ayudar a prevenirla.
Finalmente, para su bien y el de los demás, asegúrese de ponerse siempre mucho desodorante porque los olores del cuerpo tienden a ser mayores en los tiempos cálidos, sin importar lo que usted esté vistiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada