martes, 13 de diciembre de 2011

QUE ME PONGO


Muchas veces nos enamoramos de la ropa en la tienda, la compramos y luego nos damos cuenta de que el mantenimiento y la limpieza nos sale más caro que el precio de compra.
El top de seda, botas de gamuza o saco de terciopelo que tanto te gustaban, se convierten en un enemigo para tu billetera cuando aparecen las primeras manchas y visitas la tintorería.
Al igual que tienes que aprender a leer el etiquetado de los alimentos en un supermercado, es importante también leer las etiquetas de la ropa y saber lo bueno y lo malo de los diferentes tipos de materiales.
1.    Gamuza o 'suede'
  • Peor enemigo: Nieve, agua, humedad.
  • Solución: Combinación de agua con vinagre para limpiar las manchas con
  • papel y si esta húmeda la bota, rellénala con papel de periódico y deja que se seque naturalmente.
  • Mantenimiento: Usa un cepillo de pelo de caballo o una esponja para quitar la suciedad y trata de mantenerlo apartado de la humedad. En días de lluvia y nieve, hay un spray que se puede usar para protegerlo del agua. Nunca pongas a secar este material cerca de una calefacción pues el calor puede destruir este tipo de piel.
2.    Terciopelo
  • Peor enemigo: Humedad, lluvia, sudor, líquidos
  • Solución: Lavarlo sólo en tintorería.
  • Mantenimiento: Cuando lo vayas a guardar es importante siempre usar una buena percha con almohadilla para que no pierda la forma. Nunca laves el terciopelo pues puedes cambiar la dirección del material y tener diferentes texturas, colores y formas.
3.    Lentejuelas
  • Peor enemigo: Se engancha en todo y el vapor hace que pierda el color.
  • Solución: Es difícil de lavar y sólo en manos de profesionales. El precio puede ser alto dependiendo del material y la mancha.
  • Mantenimiento: trata de cubrir la prenda con una bolsa de papel o plástica y mantenlo apartado de tu ropa regular. No trates de lavar la mancha tu misma.
4.    Seda
  • Peor enemigo: Perfume, sudor, desodorante, laca de pelo.
  • Solución: Si tienes una mancha lleva inmediatamente la prenda a la tintorería en 24 horas o puedes tener una mancha permanente. Lee bien el etiquetado de estas prendas, pero la mayoría no las puedes lavar en casa.
  • Mantenimiento: asegúrate que tu perfume y desodorante este bien seco antes de ponerte la prenda de seda, pues el alcohol produce descoloración. Cuando lo vayas a guardar mételo en un lugar bien oscuro o con bolsas oscuras pues la luz puede también afectar el color.
5.    Piel
  • Peor enemigo: Pintura de labios, tinta, grasa y aceite corporal.
  • Solución: Si te sale una mancha, ve a un lugar especializado en piel lo antes posible.
  • Mantenimiento: Para los zapatos frótalos con un paño de algodón después de usarlos. Para las prendas un poco de descoloración en la piel es normal pero si mantén un ojo en el caso que sea pronunciado en una zona en particular (axilas, cuello, cremallera, bolsillos, puños) en el caso que lo tengas que llevar a la tintorería. Y no trates de quitar la mancha tu mismo pues el remedio puede salir peor que la enfermedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada