miércoles, 1 de septiembre de 2010

MODA ITALIANA

El 25 de febrero del lejano 1951 fue la noche marcada para el comienzo de una nueva forma de reflejar el gusto por el arte y la estética que poseen los italianos desde siempre. El conde Giorgini, esa noche, revivió el mito de la nobleza al abrir su palacio para brindar un desfile de presentación para las nuevas colecciones que habían diseñadas para el uso exclusivo de la alta alcurnia.
El desfile del conde fue el punto culmine de una etapa en la moda italiana en auge. Un auge que había comenzado cuando el mundo del cine, representado por la pareja conformada por Linda Christian y Tyron Power, decidió escoger el vestido de novia en la capital italiana, Roma, en 1949. Se comenzaba a crear el mito entorno a la moda italiana, “País de la belleza, del arte y del amor”.
Los años 60´ fueron de años de grandes cambios a nivel mundial. Adiós a la nobleza, aparece la rebeldía y un nuevo mundo industrial.
Las mujeres de las clases inferiores también desean portar la belleza de la moda en sus cuerpos y la confección en serie les brinda la posibilidad de vestir elegantemente y a precios accesibles.
El prêt-à-porter (expresión francesa que significa listo para llevar, alude claramente a esta nueva etapa de confección en serie, la moda que se calza a diario y que contrasta claramente con la denominada Alta Costura ), generó que Italia llegue al mundo bajo el slogan “Made in Italy”.
En las décadas de 1970 y 1980, Milán se consolida como el centro neurálgico de la moda italiana, y ésta comienza a extenderse por todo el mundo.
Esta vida independiente y de crecimiento fiel a su cultura ha hecho que la moda italiana sea única, esencialmente diferente a la parisina, londinense o la de New York.
El italiano es posiblemente el más conocedor de moda en toda Europa, su gusto por el arte y la estética le dan un gusto único y una elegancia inigualable.
La moda italiana reúne todos los requisitos indispensables para ser la mejor del mundo. Sus diseños tienen el toque artístico necesario, sin caer en dramatismos o exageraciones inútiles, logrando así el punto justo para que sus prendas sean deseadas y utilizables en diversos ámbitos.

La Semana de la Moda Italiana

Moda italianaLa Semana de la Moda en Milán es uno de los acontecimientos más esperado del año por los seguidores de la moda en el mundo entero. Las grandes firmas italianas presentan sus colecciones en la ciudad más elegante de Italia.
Y es que un desfile de estas características no se podría realizar en otro lugar de Italia, si los grandes diseñadores que nos ha dado este país a lo largo de los años han salido de allí: Karl Lagerfeld, Missoni,Guccy, Armani, Moschino, Dolce & Gabbana y Versace.
Esta semana, cuna de la moda y la tendencia, le ofrece oportunidades no solo a las grandes casas y diseñadores, también se dedican jornadas a casas pequeñas de costura, nuevos diseñadores y las pequeñas marcas italianas; que tienen así la posibilidad de presentarse a una enorme cantidad de turistas de todo el mundo que son atraídos a Milán no solo por este evento, sino también porque la ciudad es la cuna de las grandes casas de moda, de la gente elegante en todas sus calles, una ciudad verdaderamente hermosa en todos sus aspectos.
Los diseñadores y firmas de ropa italiana se han ganado un lugar en el mundo de la alta costura por la confección de piezas elegantes, de lujo, glamorosas y de vanguardia.
Valentino, Armani, Versace, Stéfano, Gucci, Benetton son sinónimos de la moda italiana.
Las propuestas de la moda italiana abarcan desde faldas, chaquetas, pantalones, vestidos, hasta calzados, correas, carteras, lencerías y accesorios; y ésta fina vestimenta italiana se complementa la imagen que otorgan sus tendencias en peinados y maquillaje, donde también Italia es altamente reconocida.
La moda italiana es muy fluida, elegante, versátil y con mucho colorido. Si bien los diseños se ajustan a los estándares de la moda europea, logran darle un toque colorido, tropical a sus piezas, logrando así cautivar a una gran clientela

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada