sábado, 2 de abril de 2011

BODA DE MAÑANA

Boda de mañana


Si se trata de una boda de mañana, la pamela está aceptada y recomendada, eso sí, procurando que no sea demasiado recargada. Plumas, flores y demás parafernalia decorativa, siempre con mesura. Un dulce tocado o una sencilla pamela de rafia favorece más y no resta atención al resto del estilismo.


Deja a un lado el color negro
El traje: Deja a un lado el negro, a pesar de ser el color más elegante y el que más estiliza. Una boda es una fiesta y es más bonito un gris perla o plata, el verde turquesa, el lila, el violeta o el rojo.


Apuesta por los trajes de chaqueta con falda larga que puedes acompañar con una exuberante estola de zorro argente o de visón crudo o negro, si es invierno o por un espectacular foulard hindú o marroquí, según el tono de su traje.


Si tu figura es envidiable, atrévete con un vestido largo, por encima del tobillo que deje asomar los zapatos. Un escote haciendo aguas o un bustier drapeado y un broche antiguo te darán la clave de la elegancia.


Y en la cabeza...
Si llevas pieles, evita todo tipo de adornos en la cabeza. Los blazier vienen en telas con brocados que se abrochan a un lado con una hebilla o un lazo y las que están salpicadas de bordados en cristal.
Petro Valverde es uno de los grandes y más exclusivos expertos de nuestro país en madrinas y, por supuesto, novias.


Calzado cómodo
Hablando de calzado… debe ser cómodo, de 6 cm. aproximadamente. Recuerda que tendrás que estar de pie muchas horas, así que no repares en gastos. No es necesario que vayan forrados en la tela del traje. Es preferible que sean de un color afín, es más moderno.


El bolso debe pasar desapercibido y tampoco tiene porqué ir a juego con el vestido. Imaginación al poder. Los que van forrados de tela de kimono o bordados de flores de hilo son muy originales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada