lunes, 6 de diciembre de 2010

QUE ME PONGO


Historia de la vida real: Donde trabajo, estábamos pensando en imponer el mundialmente conocido “Casual Friday”, sin embargo, no contábamos con un problema de contingencia: Ya todos los que trabajamos ahi, nos vestimos, de lunes a viernes, de forma sumamente (y a veces, exageradamente) informal.
Es cierto, en los trabajos de tipo creativo, como la publicidad, el cine, el diseño y demases, está socialmente permitido ser un poco más relajado que, digamos, en una oficina de abogados. Y aunque yo, al menos, trato de seguir permanentemente la regla del “no te vistas para el trabajo que tienes , sino para el que quieres”, hay veces, como hoy, que yo misma me sorprendo de que nos resulte tan difícil vestirnos  un poquito más chic para trabajar (hoy es un dia especialmente poco chic para mi).
En mi defensa, creo que las chicas que menos ganas le ponen son aquellas que necesariamente deben vestir ropa formal, o “arreglada” para trabajar (que son, creo, la mayoría de las personas). Es poquísima la gente que se toma el trabajo de verse elegante o chic, incluso cuando cuentan con recursos para ello y no les puedo contar las veces que en el metro he visto outfits arruinados por completo casi con alevosía:  Tenidas sencillas, pero lindas y que cumplen, combinadas criminalmente con una cartera de plástico chillona o con accesorios de peluche. Es como si, voluntariamente quisieramos bajarle el tono a nuestro atuendo para no vernos tan, que ¿Minas?… ¿Amenazantes?… ¿Ridículas? O , en realidad hay que dejar de lado las teorías y  se trata solo de un problema de comodidad?
Todo esto lo digo, por supuesto, desde mi trinchera de las que usamos jeans para el trabajo. Sin duda, si tuviera que usar ropa formal todos los dias, otro gallo cantaría. Y aunque en mi cabeza me encanta pensar en que cada día para mi sería como un capítulo de Mad Men, creo que la realidad se acercaría mucho más a las tenidas simples pero chic que admiro en otros. Pantalones bien cortados, con camisas blancas y chaquetas de buena factura.  Quizás vestidos femeninos combinados con chaquetas de buen corte. Y tacos todos los días por supuesto (Yeah, right).
Y ustedes ¿Que usan para ir a trabajar? Son cultoras de la mujer ejecutiva chic con falda lápiz y taco aguja, o van más por el lado de la profesora de literatura Hippie (y no chic)?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada