viernes, 10 de diciembre de 2010

QUE ME PONGO

A veces me detengo a mirar cómo se viste la gente para el fin de semana y me preguntó si no tuvieron otra opción…
O si al tratarse de días no laborales, renuncian a lucir bien y eligen el desaliño como opción, tras cinco días de corbatas, vestidos y tacones.
No lo sé ni termino de definirlo, pero me asombra ver que algunas personas eligen como atuendos fijos del fin de semana las sudaderas (una prenda que me niego a tener), las bermudas con sandalias, en el caso de ellos o las pintas de recién salidas del gimnasio en el caso de ellas.




Nada de eso. Háganse estas preguntas: ¿a quién me encontraré hoy?, ¿me dará pena que me vea así?, ¿y si mi jefe pasa por aquí?
Mi sugerencia es que la ropa malita del clóset es eso, ropa a la que ya le llegó su fecha de vencimiento y a la que debemos renunciar, sin dolor.
Consideren algunos looks con estilo, como los pantalones tipo cargo, los yines, las camisetas polo para ellos y los tops para ellas.
Hagan hoy el ejercicio: vistan el fin de semana con un poco más de glamour y notarán el cambio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada